Todos sabemos lo placentero que es prender tu auto y sentir como este ronronea suavemente. Un motor saludable no sólo hace que tu caña suene y se sienta mejor en la carretera, sino que también es más probable que obtenga un gasto menor de gasolina. Ya sea que tu caña use una gasolina de bajo octanaje más asequible o un combustible de alto octanaje más costoso, agregar periódicamente un potenciador de octanaje al tanque de combustible puede ayudarlo.

El índice de octanaje más alto soporta más compresión antes de encenderse. El combustible de mayor octanaje se utiliza en motores de alto rendimiento, tales como los de carreras. Los impulsores están formulados con varios aditivos para ayudar a reducir y prevenir golpes y mejorar el rendimiento del motor. Aquí están algunos de los aditivos más comunes:

  • Alcoholes aromáticos: Los alcoholes aromáticos, incluyendo la bencina y el tolueno, son compuestos químicos capaces de aumentar el octanaje cuando constituyen al menos el 10% de la fórmula de un estimulante.
  • Etanol: El etanol se utiliza a menudo en vehículos de alto rendimiento. Sin embargo, si se utiliza a una concentración superior al 10%, puede ser necesaria una sintonización especial y posiblemente inyectores más grandes.
  • MMT: El MMT (metilciclopentadienil tricarbonil manganeso) es un aditivo común antigolpes que funciona bien en la mayoría de los vehículos.

¡OJO! Nunca debe usar un potenciador de octanaje en un vehículo con motor diesel porque la fórmula sólo es compatible con motores gasolineros.

Una buena idea es verter gasolina a mitad de tanque, añadir el potenciador de octanaje y luego terminar de llenar. Esto ayudará a asegurar que el elevador de presión se mezcle completamente con la gasolina.

En cuanto al CHIP DE POTENCIA, en el mercado actual hay varios tipos de chips y reprogramaciones. Dependiendo del tipo de gestión de motor podrán cargarse nuevos mapas; en otros habrá que cambiar elementos de la unidad de control, ¿Cómo se reprograma el motor de un auto?

  • Centralita intercalada: Consta de una caja con unos conectores que se coloca entre la unidad de mando original y el cableado de la misma o bien directamente en el conector del sensor de temperatura del refrigerante. Este sistema falsea los datos de los sensores del motor para «engañar» a la unidad de mando: le dice que el propulsor está más frío de lo que de verdad está para que alargue los tiempos de inyección y así subir la potencia
  • Reprogramaciones tipo PPC: Se trata de un pequeño módulo que se acopla mediante el conector de diagnosis del coche (conocido como OBD, on board diagnosis). Tiene una pastilla de memoria con una nueva cartografía. Al conectarla al auto, lee la cartografía original, hace una copia de seguridad y carga la nueva programación. La ventaja de este sistema es que es reversible.
  • Reprogramaciones personalizadas: Es un sistema parecido al anterior, con la diferencia de que se hace con un ordenador portátil conectado al OBD del coche. Para algunos modelos las hay ya creadas y simplemente las pagas, la descargas al portátil y la instalas en la unidad de mando. Sin embargo, otras opciones no son tan populares y necesitan del trabajo de un verdadero especialista que haga la reprogramación «a medida» para un motor concreto.

Espero que hayas encontrado útil esta nota, y que te sirva para tomar una decisión para mejorar tu caña. Y por nada del mundo te olvides, en tus patas de BOOSTING POWER te podemos brindar asesoría especializada que garantice una correcta reprogramación para tu auto, tú sabes que nuestro prestigio y experiencia son el mejor aval para un trabajo excepcional. Ya sabemos cómo contactarnos, un abrazo.