El tuneo es el primer paso para todo apasionado de los autos, incluso hay quienes no saben mucho de autos y, aun así, han visto uno super tuneado y han dicho, yo quiero un auto así. Antes de seguir, debemos saber que ABSOLUTAMENTE TODOS los elementos de tu caña se pueden tunear. Los autos no solo son medios de transporte, también son el reflejo de nuestra personalidad, hay quienes les ponen luces y hay quienes no. Todos esos detalles nos hablan de la personalidad del dueño del auto. Al principio puede ser un poco difícil, pues no se sabe por qué parte del auto empezar. Por eso ahora te traemos algunos consejos para empezar a tunear tu caña. También debes saber que hay dos tipos de tuneos, los que se hacen para modificar cómo se ve y los que son para modificar su potencia. Hoy te vamos a hablar un poco con el tuneo relacionado a la imagen de tu auto.

Primero debes revisar tu presupuesto para ver cuáles y cuántas partes de tu caña puedes empezar a tunear. Algo que hacen muchos conductores primerizos en tuneadas es pegar stickers o pintar figuras en su auto.  Lo siguiente a hacer, aunque obvio, es planear tu visión. Muchas veces al no tener bien pensado lo que queremos hacer o cómo queremos que se vea el trabajo final, solemos comprar poco a poco algunas personalizaciones, lo que a veces nos lleva a un trabajo final desordenado y muy lejos de lo queríamos en un principio, pues las personalizaciones, en conjunto, no muestran ni nuestra personalidad, ni llevan armonía unas con otras.

Por lo general, después de los stickers, se suele modificar por los aros. Puedes adquirir aros de distintas formas, de distintos colores, con diseños extravagantes o con algunos adornos. Los faros son otros elementos que se pueden empezar a tunear.

Otro aspecto a tunear definitivamente es el sonido. De esta manera puedes empezar por poner nuevos parlantes en reemplazo de los que ya tenías o instalarlos en otras partes del auto, como en la maletera o los asientos traseros.

Lo siguiente que puedes hacer es conseguir unos buenos faldones en los parachoques y laterales, quizá un alerón no le quedaría nada mal. Eso sí, los faldones en los parachoques deben estar unificados para que parezca una prolongación del mismo y no un accesorio puesto.

El tubo de escape también se puede tunear para darle un escape de fuego, pero se debe recurrir a un especialista, puede ser peligroso. Como dijimos al principio, todo se puede tunear, por eso hasta el motor puede recibir un toque personalizado pintándolo con aerosol especial.

¡Ojo! Es muy importante que antes de modificar cualquier elemento de tu auto te informes bien y acudas a profesionales para evitar que la seguridad y la perfomance de tu vehículo se vea afectada.  Profesionales con experiencia y garantía … como los que te ofrecemos en Boosting Power, ajam ajam…