El secreto para tener en buen estado tu auto es darle mantenimiento y no maltratarlo. Porque si no lo cuidas tú, ¿quién lo va a cuidar? Eso quiere decir, cambiarle los aceites, lubricantes, correas y bujías con la regularidad que indica el fabricante. Si en cinco años de uso no has hecho eso y luego quieres tomar medidas para alargar la vida de tu caña, estarás perdiendo el tiempo. Y por eso tus patas de Boosting Power te vamos a dar unos consejos para cuides esa caña que tanto te costó.

 

El estado de las llantas es un factor que debes tomar en cuenta, especialmente en un aspecto: la presión, pues si está por debajo de la recomendada, aumenta la fijación del auto al asfalto. Aunque sea difícil de creer, la cantidad de aire dentro de las llantas afecta significativamente el consumo de combustible de tu caña. Si las tienes con poco aire o baja presión, pueden generar una mayor resistencia de rodadura (hasta en un 5%) haciendo que se consuma más combustible durante el recorrido. Revisa periódicamente el estado de las llantas, consulta el manual que vino con tu auto para conocer el nivel de aire adecuado. Recuerda que si bien una carencia de aire (además de ser poco seguro) te demanda un mayor consumo de combustible, unas llantas con un exceso de aire pueden gastarse u ocasionarte otras complicaciones innecesarias. Consulta con tu mecánico especialista si tienes mayores dudas al respecto.

La calidad del aceite. Un motor bien cuidado es un motor eficiente. Por ello, cuidar del buen estado del motor se hace necesario para el óptimo uso del combustible. Una manera de asegurarte un buen estado del motor es utilizar el aceite adecuado. Un buen tipo de aceite puede prolongar la vida útil de los componentes del motor, otorgándole un mejor rendimiento y confiabilidad. Consulta con tu especialista en mecánica para saber qué tipo de aceite es el más apropiado para tu vehículo.

 

Mantenimiento cada cierto tiempo. Es importante conservar el buen estado del vehículo mediante una revisión periódica en el taller mecánico. Algunos expertos señalan que reparar un vehículo que ha fallado en la prueba de emisiones, puede mejorar el ahorro del combustible hasta en un 4% aproximadamente. No dudes ni escatimes en gastos cuando se trata del mantenimiento de tu auto, el no hacerlo a tiempo podría estar demandándote muchos más gastos de lo que pudieses pensar.

 

Espero que hayas encontrado útil esta nota, y que te sirva para tomar una decisión para mejorar tu caña. Y por nada del mundo te olvides, en tus patas de BOOSTING POWER te podemos brindar asesoría especializada que garantice una correcta reprogramación para tu auto, tú sabes que nuestro prestigio y experiencia son el mejor aval para un trabajo excepcional. Ya sabemos cómo contactarnos, un abrazo.