Ese subidón de adrenalina y felicidad que tenemos todos cuando nos dan nuestro primer carro, sea nuevo o no, es sencillamente incomparable. Pero, una vez tienes este vehículo perfecto y después de planear las mil y una salidas con él, se nos vienen una serie de preguntas a la cabeza… ¿ahora qué? ¿Cómo se cuida, qué tipo de revisiones debe tener, cada cuánto se le cambia el aceite?

En Boosting Power tenemos la idea de que la reparación de un auto no es caro, lo caro es que no cuides a tu auto como debes hacerlo. Es por eso que te escribimos esta nota, para que no estés quedándote tirado por sabrá Dios dónde, así que aquí te van unos consejos básicos para que lo cuides.

Tienes que saber qué tipo de auto tienes

Puede sonar absurdamente obvio, pero sinceramente, conoces a alguien que realmente se haya leído el manual de su auto, si es así entonces felicítalo, porque no suele ser así. Es muy importante porque esto te ayudará a conocer sobre tu nuevo auto tan bien que conducirlo se volverá muy intuitivo. Aunque hayas tenido la oportunidad de manejar ya un modelo parecido o vehículo de la misma marca, este nuevo manual puede traer especificaciones que aún no conoces. Si hay algo que no entiendes, consulta al equipo técnico del concesionario donde lo compraste y si no es nuevo, llévatelo a la mecánica para que sepas su real condición y si es posible te bajes por internet el manual.

Haz su primer chequeo al cumplir sus primeros 5,000 kilómetros

Al menos que tu manual de usuario te indique otra distancia que puede rondar entre 3,000 a 25,000 kilómetros, debes de hacer su primer chequeo a los 5,000 kilómetros recorridos. Cumplir con el plazo indicado en el manual de usuario para el cambio de aceite, para así garantizar la protección del motor y un correcto funcionamiento de este. Incluye en esta revisión, el filtro de aceite, el filtro del aire, el filtro de la gasolina, inspección de los neumáticos y otros líquidos como líquido refrigerante, de frenos, de dirección asistida, etc.

Utiliza sólo combustibles de alta calidad

No arriesgues el funcionamiento del motor de tu vehículo por ahorrar unas cuantas monedas, sabemos que después de un tiempo lo harás, sobre todo en alguna salida con los amigos, pero intenta retrasar ese momento al máximo porque esto puede salir más costoso en el futuro. Lo primero es que elijas una marca confiable y que te ofrezca aditivos especiales que mejoren el desempeño del motor del vehículo. Esto ayudará a alargar la vida útil de vehículo y disminuir las emisiones de gases que contaminen el medio ambiente.

Mantenlo limpio y protegido del sol

Mantener el exterior e interior de tu vehículo limpio, libre de polvo y suciedad mantiene una apariencia en óptimas condiciones. Evita derrame de líquidos, ya que algunos cuando menos lo creas pueden resultar corrosivos. Es recomendable aplicar cera cada 2 o 3 meses, para alargar la vida útil de la pintura y mantenerlo protegido contra la radiación ultravioleta y contaminaciones atmosféricas. NO ES RECOMENDABLE QUE APLIQUES CERA CADA 10 DÍAS, seamos sinceros, sobre todo para algún evento en el que quieres llevar tu auto, para presumirlo, (no lo niegues), es obvio que lo quieras llevar bonito, pero no, no lo hagas.

Mantente alejado de los viajes de más de 6 horas si no tienes experiencia ni confianza

Al no haber probado tu auto en distancias largas, no sabes aún que mañas o errores de fábrica puede llegar a tener (sea nuevo o no). No me malinterpretes, eso no quiere decir que todos los autos vienen con fallas, pero tú puedes ser el piña al que le llega uno fallado (cosa muy poco probable) pero de verdad, quieres lanzar los dados ¿?. Te recomiendo que vayas despacio, poco a poco, ve aventurándote a viajes cada vez más largos, así también irás conociendo las reacciones que pueda tener tu auto.

No te pongas a correr con otros (si no tienes experiencia con ese auto)

Recuerda que cada auto es distinto y si no tienes mucha experiencia no sabes cuánto dura la reacción de tu auto. Es como la patineta: sabes patinar, pero antes de competir con alguna, debes haber practicado con ella, para que la conozcas bien, y sepas como se amolda a tus movimientos, es lo mismo con el auto. No te metas a carreras legales (y sobre todo a ilegales) con tu carro nuevo, no sabes qué puede salir mal. No tienes conocimiento pleno de sus “trucos” y por eso, puede ser extremadamente peligroso.

No te voy a dar consejos como no bebas y manejes o no manejes si estás bajo efectos de sustancias, eso ya es algo que todos tenemos debemos tener interiorizado. No trunques tu vida ni la de los demás. Conduce con cuidado y disfruta de cada kilómetro de libertad que te dé tu máquina.

Espero que estos consejos que hayan servido. Muy pronto volverás a saber de mí.